La mujer es la encargada de transmitir este conocimiento a través del silencio pero en su íntima relación espiritual y orgánica con cada hija e hijo.

Cada mensajero del Sol. Mensajero de la verdad.

 Mensajera de los cambios. 
Mensajeras del Futuro. 
*
“Que la simplicidad es la casa de toda verdad y el silencio la voz de todas las respuestas.

Que debemos cruzar la dualidad y purificar nuestras mentes en el fuego liberador a través del amor y el trabajo.

Que hay un camino a la unidad. 
La amada presencia Yo Soy en todas las cosas.”

Fragmentos del libro:

Deja un comentario